astrolink-galaxy

Veja seu Mapa Astral Grátis!

¿Ya eres miembro de Astrolink? 

El Elemento Tierra

Tierra - Yin

Modo luminoso

9 minutos de lectura

El elemento Tierra en astrología representa sustancia y practicidad, siendo el sello distintivo de Tauro, Virgo y Capricornio. Se considera un elemento frío y seco y representa estabilidad y solidez, dando a las sustancias su fuerza y ​​forma. En los humanos, representa el cuerpo físico. El símbolo del elemento Tierra es un triángulo que apunta hacia abajo con una línea que lo atraviesa. El triángulo descendente representa que la Tierra está mojada y busca descender, pero su componente seca bloquea su descenso total.

Tiene que ver con la seguridad y el materialismo, como el acto de meter la mano en la tierra para extraer nuestro sustento. Es donde echamos raíces, literalmente, en busca de nuestra estabilidad. De esta forma, las personas con cierto predominio del elemento Tierra son más objetivas y trabajan duro para obtener recursos que les aporten la seguridad deseada. El cambio no es su taza de té, ya que valoran el orden y buscan seguir los estándares establecidos, sin correr demasiados riesgos. El materialismo puede cerrar un poco las puertas a la espiritualidad, por lo que se vuelven hacia lo que pueden tocar y probar. El plan de creatividad puede verse comprometido por una postura muy objetiva, sin lugar para ideas descabelladas.

Las personas con mucha tierra en la carta también suelen ser más introspectivas, pasivas y dotadas de una fuerte empatía, además de ser más tranquilas, lentas y frías. Tienden a ser más resistentes, con mucha fuerza de voluntad. El elemento también otorga más solidez, estabilidad, persistencia y un carácter concreto que puede atraer ansiedad, pesimismo o realismo extremo. Este elemento es también sinónimo de sensualidad, placeres terrenales y seguridad material o sentimental, siendo sus principales características: producir, mantener, formar, construir, establecer, contener y limitar. Los signos de tierra hacen uso de su característica elemental de diferentes formas: Tauro produce, invierte, disfruta y se apropia; Virgo elabora, perfecciona, detalla y escudriña las cosas; Capricornio gestiona, estructura, planifica y gobierna.

Tomarse en serio a alguien más terrenal no es muy bueno, y puede provocar terremotos. Sus nativos son capaces de increíbles arrebatos de ira si la reprimen durante demasiado tiempo. Suelen ser personas más tolerantes, tranquilas, indulgentes y pacientes, pero llevarlos al límite puede provocarles reacciones desagradables. La terquedad y la inercia también son otros aspectos, algo que hace más difícil que estas personas cambien de opinión.

Tauro puede ser perezoso, tacaño, inflexible y posesivo; Virgo tiende a ser muy crítico, sistemático ya veces monótono; Capricornio puede ser pesimista, gruñón, terco y rígido. También se debe ser consciente del riesgo de volverse adicto al trabajo y los deberes, descuidando el tiempo de descanso, porque donde hay mucha tierra, puede haber una necesidad constante e inconsciente de producir y establecerse. Lidiar con cambios repentinos tampoco es fácil para este elemento, ya que la tierra solo se mueve a través de poderosas fuerzas de la naturaleza, o fuerzas ligeras, aunque constantes, como el viento.

Antiguamente se les llamaba las personas con estado de “Ánimo Melancólico”.

Terra

Para el elemento tierra, obtener ganancias es de suma importancia, después de todo, una tierra estéril o improductiva durante mucho tiempo no es interesante ni útil para nadie. Los taurinos prefieren obtener sus ganancias de la manera normal, preferiblemente con menos esfuerzo: “Si podemos sembrar o el fruto está a la mano, aprovechémoslo. ¿Para qué empujar y cambiar lo que funciona?”. Para Virgos, lo ideal es lograr algo con compromiso y dedicación: “es nuestro servicio y nuestras acciones diarias las que generan buenos y productivos resultados”. Los capricornianos conquistan las cosas con la fuerza del tiempo, pues necesitan escalar su camino para llegar a donde quieren: “Solo se generan resultados con trabajo, disciplina, resiliencia y persistencia”.

Generalmente, las futilidades están en un segundo plano o tercer plan para el elemento tierra. Las palabras no bastan para llamar la atención, mostrar trabajo sí. Son demasiado pragmáticos y prácticos para dejarse impresionar solo por palabras, promesas y posibilidades. Quieren ver las cosas en un nivel concreto y admirar a aquellos que se comprometen a hacer que las cosas sucedan. La gestión del tiempo también es diferente para este elemento. Todo tiende a hacerse con más calma, con paciencia, con los pies en la tierra, lentamente, paso a paso, buscando la seguridad, la estabilidad, las ganancias posibles y la perdurabilidad de lo logrado. Esto puede ser representado por la tierra fértil germinando pacientemente sus semillas, las formaciones rocosas, las construcciones atemporales y la increíble formación de piedras preciosas. El principal interés está en la seguridad, la estabilidad, la consistencia de las cosas, la producción, el enriquecimiento y el statu quo.

Sin tierra, no construimos

Cuando hay poca cantidad del elemento tierra en el mapa astral, la persona puede terminar perdiendo el enfoque y no alcanzar sus objetivos. Se vuelve más difícil ser diligente y pragmático en tu día a día, te faltan ganas de trabajar y cumplir con las obligaciones, lo que se agrava con una posible sensación de que nadie está apoyando tus metas. La Tierra tiene que ver con sembrar para cosechar, construir, realizar, echar raíces, siempre en pro de la seguridad. Ante la falta de este aporte energético, la dirección personal no es muy práctica y comienzan a surgir ideas fantasiosas.

De hecho, la persona busca alejarse de individuos muy objetivos, responsables, serios y centrados para buscar metas cada vez más difíciles de alcanzar (o fáciles, según se mire). Incluso la salud puede verse comprometida por la falta de voluntad para llevar a cabo las rutinas diarias, como hacer ejercicio, seguir una dieta equilibrada o respetar los límites del cuerpo físico.

Pueden perder la objetividad, sin saber exactamente lo que quieren lograr. Las obligaciones diarias se vuelven casi insoportables, por lo que no es raro que huyan de las responsabilidades o cambien de trabajo constantemente, por aburrimiento o presión. Pueden especializarse en profesiones que nunca ejercerán o tomar cursos que no tienen una aplicación práctica para sus objetivos. La falta de compromiso con sus objetivos puede generar problemas financieros, por lo que terminan pidiendo dinero prestado y acumulando deudas.

Para recuperar la energía del elemento tierra, la persona tiene que vencer la inercia, cumplir con su rutina diaria y valorar la responsabilidad y el fundamento de las cosas. Necesita voluntad para reactivar su enfoque y cumplir sus metas. Es muy útil buscar la compañía de la gente de la Tierra para ver cómo se estructuran sus vidas y se basan en la seguridad. Pasar tiempo disfrutando de la naturaleza también es genial, ya que de esta manera literalmente puedes reconectarte con la tierra y volver a hacer crecer tus raíces. Al equilibrar la energía de este elemento, la persona finalmente puede volver a trabajar duro hacia metas realistas, logrando más estabilidad.

¿Quiere saber cómo puede afectar esta información a su vida?

¡Ten cuidado de no quedar enterrado!

Aquellos que tienen un predominio del elemento Tierra pueden volverse excesivamente materialistas. La persona se vuelve egoísta o sobreprotectora de sus preciados recursos, preocupándose únicamente por conquistar, conseguir más y más, no queriendo perder el tiempo con ideas o proyectos arriesgados. Así, valora y persigue siempre lo palpable, lo que se puede “lograr” a través de su esfuerzo en el presente.

Lo tangible, por cierto, acaba teniendo una importancia central en su vida. Se vuelven muy económicos, cuidando sus finanzas, sabiendo exactamente cuál es su presupuesto mensual. Para compensar una posible sensación poco realista de inestabilidad, buscan seguridad siguiendo una rutina diaria con mucha disciplina. Incluso pueden seguir alguna doctrina o sistema que brinde esa sensación de estabilidad y estructura.

Quiere tocar y sentir, por lo que aumenta su búsqueda de placer y comodidad. En las relaciones amorosas, sin embargo, el exceso de energía hace que una persona tenga los pies en la tierra. No idealizar a la persona amada ni tener ideas extremadamente románticas. Prioriza la lealtad y una relación estable, quiere cuidar a su pareja y no le gustan las sorpresas ni los cambios bruscos. Puede disfrutar mucho de quedarse en casa rodeado de las comodidades del hogar, por lo que acaba por molestarse si su pareja prefiere un poco de excitación. Los celos también aumentan, debido a su noción equivocada de "posesión".

Los signos regidos por el TIERRA

TouroTauro emprende una búsqueda constante de los placeres que brinda el espectro material y terrenal, sus bellezas, frutos, el potencial de la materia y el manejo de sus recursos, siendo plenamente consciente de la sensualidad que brindan los cinco sentidos físicos. Lo importante son las plusvalías y ventajas que aportan el terreno y la naturaleza, el confort que genera. Gran parte de lo que mantiene la energía de Tauro en marcha son los pequeños placeres como el tacto, el afecto, el sexo, la buena comida y cualquier comodidad que los recursos puedan comprar.

VirgemVirgo controla el elemento tierra a través de la agricultura, lo que puede aprovechar, las mejoras, el acto de la siembra, la cosecha y el servicio, además de tener una mayor conciencia material-cuerpo, apuntando a mantener la salud y la higiene, cosas necesarias para una buena vida y rutina productiva.  Lo importante son las rutas predefinidas y los medios de producción establecidos y mejorados, generando así seguridad para sí mismo y para las operaciones. Parte de lo que mantiene a Virgo en movimiento es la seguridad que genera la rutina, los hábitos, el trabajo eficiente, la limpieza y la preocupación por la salud.

CapricórnioCapricornio utiliza todos los recursos para construcciones duraderas, cohesivas, sólidas e integrales, además de tener una mayor conciencia del tiempo, la edad y la madurez de sí mismo y de todas las cosas del mundo, además de una sabiduría que proviene de la experiencia. Es importante la seguridad. Lo que mantiene a Capricornio en movimiento son las ambiciones, la gestión del estatus, la productividad, el reconocimiento, el empleo, los ahorros, las instituciones y la estabilidad. Llegar al límite con estabilidad, seguridad y determinación es su propuesta.


Recuerda: una gran fuerza del elemento tierra en la carta astral puede hacer que la persona parezca más sólida, con los pies en la tierra, "terrenal", es decir, más preocupada por la practicidad de las cosas, dando relevancia a las cosas materiales y realizando sus tareas. más seguridad y solidez. Al igual que con el modo de operación del elemento, la persona puede parecer más densa, haciendo las cosas de manera más lenta pero constante, en una ruta más definida. La producción y la permanencia están siempre relacionadas con el elemento tierra. Incluso si lleva tiempo, una persona más terrenal sabe que puede llegar allí si persiste. Ya sea caminando por un bosque, en el campo o escalando una montaña, el viaje puede ser más difícil, aunque sin duda vendrá con más persistencia y resistencia para llegar a donde quieres ir.

 Pensar siempre en la Tierra como algo concreto, detallado, práctico, seguro, una energía que influye en nuestra capacidad de realización sólida, además de una mayor afinidad con los límites, con el mundo material y los sentidos físicos.

Categorías

O céu no momento...

quarta-feira, 17 de abril de 2024 | 05:50