astrolink-galaxy

Veja seu Mapa Astral Grátis!

¿Ya eres miembro de Astrolink? 

Ascendente en Escorpio en la Carta Natal

Descubre la interpretación del Ascendente en Escorpio y cómo influye en tu intensidad emocional, magnetismo personal y capacidad de transformación.

Modo luminoso

Al tener a Escorpio como signo Ascendente, la persona puede dar la impresión de ser más reservada, observadora, misteriosa y de un temperamento más internalizado a primera vista. Ese control de los sentimientos puede generar un mayor riesgo de que el nativo tome las cosas en la vida más en serio y haga que su vida diaria sea más densa de lo necesario.

Tienden a no gustarles tanto la exposición y, por esta razón, puede ser más difícil hablar mucho sobre su vida y permanecer más a la defensiva (al menos mientras no confían en las personas que los rodean). De hecho, tienden a valorar mucho su privacidad y, en algunos casos, incluso puede rayar en la paranoia.

Son más enigmáticos por naturaleza y parecen ser capaces de penetrar el núcleo del otro, como si pudieran leer el alma humana. Por esta razón, muchas veces, su simple presencia en una habitación puede ser un poco inhibidora. Puede ser difícil entenderlos desde un análisis muy superficial, ya que su personalidad es llamativa e incluso si la persona es de hecho más discreta, su energía personal puede ser intensa, atrayendo atenciones y despertando sentimientos controvertidos.

Sienten que echar un vistazo a las profundidades de sus propias almas es esencial para poder lidiar con las fuerzas ocultas y viciosas que puedan surgir. El peligro es caer en las trampas de esta percepción de que, inconscientemente, la persona puede prepararse para unirse a lo que es predecible y puede controlarse.

Tienden a estar más involucrados con los niveles físicos, emocionales, mentales y espirituales de la existencia humana, simultáneamente. Pueden parecer calmos a nivel superficial, pero son extremadamente emocionales por dentro. “Aguas tranquilas y profundas”, como dicen. Plutón, como corregente de Escorpio, les da a los nativos una naturaleza más apasionada.

Son capaces de transformarse puntualmente a través de su fuerza interior y tienden a ser más obstinados, persistentes, tercos, autosuficientes, autocontrolados (excepto quizás con las pasiones y los deseos) y tranquilos en su dirección primaria. Tienden a considerar los momentos de transformación como soluciones muy importantes y buenas para que haya una mayor lucidez en relación con sus deseos y miedos más profundos a lo largo de la vida.

Según algunos astrólogos que hacen uso de doctrinas espirituales, ninguna alma muy subdesarrollada nace con el ascendente Escorpio. En esta configuración, el ser inferior debe sucumbir y obedecer al ser superior. Debido a la fascinación y el interés por lo que está oculto, la dirección principal que se refleja en todas las áreas de la vida se basa en el manejo entre luces y sombras, mientras que es un águila que reflexiona sobre el bajo vuelo, o el escorpión que muerde por instinto.

Su temperamento también es más propenso a los extremos, por lo que es más difícil desviarse de sus deseos cuando realmente se comprometen. También tienden a entregarse de manera intensa y apasionada cuando creen que la causa vale la pena.

La seducción de tener control

Cuando pasan tiempo con alguien, acostumbran a leer en las entrelíneas de la relación. Es posible que quieran saberlo todo y, como quienes tienen el Sol o Mercurio en Escorpio, pueden tener una gran necesidad de controlar su entorno o crear estrategias para ello. Por lo general, no se dejarán llevar por la impaciencia, ya que tienden a planificar sus movimientos iniciales de una manera más cuidadosa y observadora, confiando en su capacidad de hacer su lectura con respecto a los demás y las situaciones que los rodean.

Si bien pueden ser un poco intransigentes, también son determinados, del tipo que llega hasta las últimas consecuencias para obtener lo que quiere, incluso si es necesario involucrarse constantemente en disputas. A menudo pueden querer saber el “cómo” y el “porqué” de las cosas.

Cuando buscan una relación amorosa, quieren a alguien estable y que sume, por lo que buscan una pareja que no viva de ilusiones. Son intensos y apasionados, pero si se decepcionan es muy difícil recuperar la confianza y la pasión. Suelen buscar compromiso y estabilidad y tienen poca paciencia con las personas volubles. Tienden a sentirse atraídos por parejas que tengan bien los pies en la tierra, porque poder confiar en sus compañeros es muy importante. Debido a una mayor necesidad de control, pueden necesitar superar la posesividad, el resentimiento y los celos para no alejar a las personas. Una buena lección es también aprender a perdonar con más facilidad.

El Regente del ascendente

El planeta regente del ascendente Escorpio es Marte y el corregente es Plutón. Analice la calidad de Marte en su carta astral, ya que es una estrella relevante en su vivencia astrológica. Marte muestra cómo una persona maneja sus impulsos, su coraje y su estrategia. También revela lo que sucede cuando ella actúa sin pensar y en qué puede convertirse. Además indica dónde invierte sus deseos más apasionados. Plutón lleva al individuo a experiencias de mayor profundidad e intensidad. La energía de este planeta conduce a grandes transformaciones, renacimientos y curas.

O céu no momento...

terça-feira, 5 de dezembro de 2023 | 05:04