La casa 8 y su significado en Astrología

La Casa 8 - Recursos compartidos

La Casa 8 lleva una gran carga psicológica en su temática, ya que representa las relaciones íntimas y las grandes transformaciones emocionales que se derivan de ellas. Puede compararse al caldero de la bruja o al horno del alquimista: es el lugar de las crisis y de los cambios que se producen en transmutaciones secretas, en lo más íntimo del ser.

En la casa 8, el compromiso que adquirimos en la séptima casa mundana se hace tangible: pasamos por experiencias que nos hacen formar parte de una entidad exigente y mayor, que es el "nosotros".

En otras palabras, los asuntos de esta casa se refieren a cuestiones existenciales marcadas, como enfermedades graves, los peligros de la vida, el miedo a la muerte, la implicación sexual y la reproducción, las grandes deudas y la financiación, entre otras, y, por lo tanto, no son asuntos ligeros.

Al mismo tiempo, nos damos cuenta de que podemos utilizar nuestro poder personal para controlar esta entidad mayor representada por la fusión con el fin de obtener nuestros propios beneficios en las relaciones o en los objetivos personales. Las relaciones sexuales unen a las personas y a menudo les hacen evocar viejos recuerdos emocionales. Con ello, movilizan conflictos que surgen en la adolescencia.

La octava casa mundana se conoce comúnmente como la casa del sexo, la que profundiza en las relaciones e interacciones con los demás, y cómo ciertos aspectos de estas interacciones pueden adoptar una naturaleza común a ambos, un aspecto compartido.

Por otro lado, puede movilizar emociones y recuerdos de las fragilidades afectivas de la fase narcisista e infantil, creando vínculos simbióticos, fusiones cargadas de mezclas de roles y proyecciones que a menudo generan sufrimiento, dependencia y sumisión, y que incluso pueden desembocar en agresiones y crímenes pasionales. Los toques corporales implican un rescate de las emociones que se tenían en la edad más tierna y, por tanto, crean mezclas de roles.

Esta casa trata del potencial que nos aportan nuestras relaciones y de cómo podemos sacarles el máximo partido. Es la puerta de entrada a las inversiones y los negocios, rige el dinero y el legado de otras personas. Por lo tanto, la rentabilidad o las pérdidas derivadas de sociedades o matrimonios, dividendos, fondo de garantía, jubilación, herencias entre otros, pertenecen a los estudios de esta casa.

También puede considerarse la segunda casa de la salud, en particular las enfermedades terminales y los órganos o sistemas de choque para el riesgo efectivo de la vida.

El término griego para la octava casa es Epicatáfora, que significa algo así como "caer en el mundo inferior", o un significado paralelo, "entrar en las puertas del infierno". Representa la trayectoria del Sol en el cielo a medida que desciende hacia el horizonte, lo que muchas culturas antiguas pensaban que era la muerte de su Dios solar. Sin embargo, este sector se refiere a la consolidación de la fase seca del día (el otoño del día), la media tarde, ya que esta casa se relaciona con el tiempo que va de las 14 a las 16 horas, un periodo muy seco del día.

Aunque un astro en la octava casa suele tener aspectos a los que hay que prestar atención o de los que hay que preocuparse, una connotación especialmente feliz en su interpretación puede referirse por ejemplo a la Luna creciente, que en este caso se considera fértil, un patrón de desarrollo para los asuntos financieros si se considera por supuesto a otras posiciones de la carta natal. Incluso Júpiter o Venus en estas posiciones pueden no significar necesariamente problemas.

La casa 8 se asemeja en algunos aspectos al signo de Escorpio y al planeta Marte (en la astrología griega de la época clásica) y a Plutón (en la astrología moderna).

Fusión, transformación y regeneración

La casa 8 se trata en la carta astrológica como un punto de evolución o transformación, que muestra nuestra capacidad para transformarnos, romper capullos y trascender. Pero, en realidad, no es una casa muy feliz, ya que en astrología se considera una casa de atención y preocupación.

Este sector puede mostrar cuestiones lo suficientemente significativas como para crear factores existenciales que cambien el curso de las trayectorias, alteren procesos y dinámicas de forma irreversible, a menudo acompañados de procesos de dolor, pérdida y sufrimiento. Una lucha por mantenerse vivo física y psíquicamente.

Es un sector muy desafiante en una carta astrológica, que abarca nuestros miedos más profundos y los abusos de poder más escandalosos, si este sector está muy activado y el resto de la carta astrológica lo confirma.

Los planetas posicionados en esta casa así como los aspectos que realizan tratan de nuestra relación con grandes pérdidas y ganancias, de ahí su carácter dramático.

Es un lugar de regeneración en el que nos encerramos cuando estamos heridos, perdidos o derrotados, pero que nos muestra lo que debemos afrontar y cambiar para crecer, regenerarnos, evolucionar, obtener el perdón o simplemente aceptar un hecho. Es, por tanto, un sector de autodefensa y protección.

A través de sus crisis, nos transforma en mejores personas si gestionamos sus dominios con conocimiento. Intentando comprender el significado de estos momentos cruciales, podemos empezar a comprendernos a nosotros mismos con su significado. Pasar por una experiencia cercana a la muerte es una experiencia traumática, sin embargo, puede cambiar caminos y significados existenciales y liberar potenciales, por ejemplo.

La casa 8 se refiere, por tanto, a nuestros traumas y "experiencias límite" en nuestra estructura psíquica u organización física y corporal.

Todas las personas con las que ya hemos entrado en contacto a través de la casa 7 y que hemos dejado de lado se acumularán aquí, creando aprensiones, insatisfacciones y miedos. Así, la casa 8 puede referirse a parte de los resultados de lo que estamos haciendo en las relaciones matrimoniales o de sociedad.

Es el lugar donde se producen las relaciones sexuales más íntimas y donde podemos analizar todas las preferencias excéntricas, fetiches, parafilias, elecciones difíciles de entender para los demás y cosas de las que nos avergonzamos.

Los rituales implicados en estos procesos pueden estar remontándose a las experiencias con el cuerpo que nos generaron y toda la fusionalidad implicada, así como las transferencias de cargas neuróticas. En muchos casos, el placer y la excitación sólo se manifiestan por la visualización de la sumisión o la humillación de la otra persona que está compartiendo la experiencia sexual. Así, podemos ver en este sector la manifestación neurótica de experiencias emocionales y no necesariamente un culto al amor, o incluso al Eros (la capacidad procreadora de un cuerpo por el que nos sentimos atraídos).

Es el lugar utilizado por nuestro inconsciente para enviarnos todo lo necesario para protegernos de situaciones que amenazan nuestra vida (o lanzarnos a ellas), siendo un lugar de peligro y miedo, pero también de liberación. También es el lugar donde las erupciones del inconsciente emergen de forma aterradora.

Quizá sea la más odiada de todas las casas, porque representa la mayor frustración de la existencia, que es la muerte y el final de la experiencia de la vida, donde perdemos el control y todo lo que hemos construido.

Pero si lo analizamos con más calma, no hay ninguna razón para ello, salvo nuestras propias percepciones de limitaciones, miedos y tabúes. Gestionar bien nuestra relación con la muerte y su presencia (pulsión de muerte o signos de muerte) puede evitarnos depresiones, angustias, así como ataques de ansiedad y pánico, que tanto nos hacen sufrir a los humanos.

Esta es una de las casas que esconde todas las cosas sucias, nuestra carga emocional, nuestra ira, nuestras emociones perturbadoras y las cosas de las que necesitamos liberarnos, así como todo lo que ponemos debajo de la alfombra, negándonos a negociar o exhibir.

Como ya hemos explicado, se refiere a un sector defensivo. Por lo tanto, todas las descripciones que se han dicho se refieren a un instinto natural de conservación. De hecho, intentamos evitar el dolor y el sufrimiento.

En su manifestación final, ésta es la casa de la muerte, que llega como el final del camino, después de que nuestro cuerpo se haya deshecho de muchas cosas, pero también como parte inevitable de la vida.

Cualquier astro situado en nuestra octava casa es un planeta al que no vemos en todo su esplendor y potencial. Incluso cuando Marte o Plutón están aquí, dada su fuerte conexión, su influencia tiende a ser complicada.

Algunas experiencias de la casa 8 pueden ser especialmente perturbadoras, aunque para algunas personas, estas experiencias son seductoras, atractivas y estimulantes: psicólogos, astrólogos, ocultistas, alquimistas, cuidadores, curanderos, chamanes y todo tipo de personas relacionadas con el esoterismo o la parapsicología pueden ver potenciada su intuición, realizar grandes funciones y poseer considerables habilidades en sus actuaciones dependiendo de la configuración de su casa 8.

También tenemos juristas que desean el poder o que están a la defensiva y siempre creen que los demás intentan quitarles cosas y economistas. También puede denotar ambición financiera, entre otros.

La Casa 8 es el sector que también se ocupa de las relaciones súper comprometidas y profundas, como un pacto que existe más allá de los votos tradicionales, que prometen experiencias complejas aún por venir. Como se ve, muestra cuál es la calidad de nuestra capacidad para la fusión, la intimidad y la profundidad, la forma en que mezclamos nuestras energías con algo más grande o más allá del ego. El sexo (que es una forma de fusión con el otro, un recurso compartido), es al mismo tiempo el estado físico que más se parece a la unión fusional por el cordón umbilical y, por ello, puede movilizar fragilidades y conexiones infantiles y ciegas entre las personas. Por esta razón, el sexo no siempre es sólo sexo.

Las cuestiones finales de cierta situación y las instituciones financieras también forman parte del ámbito de esta casa.

Una iniciativa de fusión puede vivirse como una forma de aumentar el poder personal y el dominio del ego, o como un camino hacia la trascendencia, a través de la transformación de ese mismo ego.

Este proceso puede darse a varios niveles:

- Material: dinero, herencias, empresas; gestión y administración de los valores de los demás; inversiones; confianza mutua;
- Emocional: conexiones íntimas y profundas; sexualidad; las relaciones como catalizadores de la transformación; la destrucción de los antiguos límites del ego;
- Social: el poder; la búsqueda de lo oculto, lo desconocido y lo oculto, tanto en las relaciones como en la sociedad; la manipulación, las intrigas, los tabúes; las relaciones de dominación;
- Espiritual: puede, a través de las experiencias vividas, provocar reflexiones sobre la fugacidad de la vida, la búsqueda de los orígenes de la existencia y la trascendencia de uno mismo, es decir, su lado espiritual.

Es un sector de la carta que tiene que ver con el poder y el control, que nos moldeará para bien o para mal a lo largo de la vida en función de cómo gestionemos estas naturalezas, aunque también tenemos el poder de controlar lo que allí sucede.

Volviendo al énfasis de esta casa en el sexo, es importante mencionar que un orgasmo fue llamado una vez "la pequeña muerte" por los franceses. La idea es que cuando alcanzamos ese estado absolutamente exaltado de comunión, que es el vértice y el final del beneficio de fusión que proporciona el sexo, dejamos atrás un poco de nosotros mismos. Criar a un hijo mediante este proceso es una forma de mantener viva una parte de nosotros en otros organismos.

Es un hogar de igualdad de oportunidades que trata el sexo, la muerte y el renacimiento bajo el mismo paraguas de igualdad, reconociendo la importancia de los tres en nuestras transformaciones.

Todos experimentaremos la muerte y el renacimiento o su proximidad como parte de nuestras vidas, ya sea en relaciones fallidas que dan lugar a otras nuevas, en cambios profesionales, en formas de ser, cambios de aspecto que nos transforman físicamente, tras crisis que nos convierten en personas diferentes... todos acabamos teniendo nuevas oportunidades de transformación y regeneración a lo largo de la vida y la octava casa puede mostrar la calidad de estos procesos y cómo reaccionamos ante ellos.

Así que esta casa es muy relevante en los estudios analíticos del yo y en los procesos psicoterapéuticos.

Rituales y recursos compartidos

La casa 2 indica nuestros recursos personales y la casa 8 indica los recursos compartidos, tanto en una relación como en una sociedad. La herencia, la pensión alimenticia, los impuestos, el apoyo de otras personas (financiero, espiritual, físico o emocional), todas estas cosas forman parte de los temas de la casa 8. Como se suele decir, "lo que unos ganan, otros lo pierden". Esta frase encaja bien en el ámbito de la octava casa.

Al entrar en la octava casa, el ego coquetea con el mundo de los rituales. Y los rituales están diseñados para unir a las personas a través de patrones comunes de pensamiento, sentimiento y acción. En nuestro mundo, a veces disfuncional, algunos de estos rituales suelen estar diseñados para aniquilar el sentido de la individualidad, haciendo que la persona siga un objetivo mayor bajo el control del otro. Por tanto, se trata de un sector de intensidad emocional, movilización de fuerzas procedentes del inconsciente y proximidad al caos, a la ruptura con el control.

Puede tratarse de una organización política, empresarial, comercial o religiosa. Este proceso ritual de "lavado de cerebro" puede decretar la muerte del ego. Esto puede significar que, dependiendo de cómo esté colocada esta casa, podemos convertirnos en rehenes del poder o del miedo a la muerte, a la soledad, a no tener sexo, a arruinarnos, y así, generar un sufrimiento que está muy lejos de nuestra capacidad de gestionar, y que puede llevarnos a la muerte.

Este puede ser el lado negativo de algunas organizaciones, pero en otras, el individuo recoge los frutos que ha sembrado, porque cuantas más personas participan por el bien común, más recursos se producen y se reparten. En otras palabras, cuando participamos en "organizaciones", podemos cosechar tanto recompensas como consecuencias negativas, y todo ello puede analizarse a partir de la configuración de la casa VIII en la carta. Sin embargo, esto siempre implica riesgos existenciales.

La casa 8 también se ocupa de la curación a través de la regeneración (o de la muerte a través de la degeneración), del dinero que aún no se ha ganado, de la eliminación, el reciclaje, la contaminación, la basura, las pérdidas, las renuncias y los desapegos. Puede indicar el final de todo, incluido nuestro camino.

Interpretaciones adicionales

Para interpretaciones más allá de la carta natal, como en la astrología horaria y mundana que busca respuestas a acontecimientos, lugares, gobiernos o situaciones específicas, la casa 8 significa básicamente la tasa de mortalidad, los tipos de personas que mueren y los deberes de la muerte y las relaciones financieras con países extranjeros. También se relaciona con el Banco Central, los futuros tipos de interés, la financiación, los fondos de reserva, la deuda pública, el PIB y los consejos y auditorías fiscales.

Los temas regidos por la Casa 8 en Astrología
Atributos que se deben tener en cuenta en un análisis de la Carta Natal.

Obsesiones Apoyo de otros Transformaciones Experiencias culminantes Inconsciente personal Legado Regeneración Reciclaje Fin de ciclos Actitud hacia los recursos de los demás Finalizaciones Deudas Confianza mutua Rituales Poder sobre los demás Manera de conectarse con los demás Fusiones y energías mezcladas Metafísica Sentimientos profundos Testamentos Dinero y recursos de socios Conexiones profundas Poder y control Recursos compartidos Tasas, impuestos, préstamos, bancos Herencia Renovaciones Lo que se esconde, tabúes Intimidad Ganancias comerciales Ansiedades, ansiedades y aflicciones Dinero aún no ganado Muerte Sexo Seguro Inversiones Renacimiento

La influencia de los astros ubicados en la Casa 8 de la Carta Natal


Descubre más sobre todas las casas astrológicas

La Casa 8 y tú...

Descubra la importancia de Casa 8 en tu carta natal.

¡Crea tu cuenta gratuita o inicia sesión para averiguar si tienes un planeta en esta casa cuáles son tus beneficios!



Los astros ahora...

Sábado, 13 de Abril de 2024 | 15h47
Sol 24° 12' Ari
Luna
Nueva
28° 55' Gem
Fase Creciente
ver ciclo lunar
Mercurio 21° 15' Ari R
Venus 10° 29' Ari
Marte 16° 51' Pis
Júpiter 20° 08' Tau
Saturno 14° 58' Pis
Urano 21° 25' Tau
Neptuno 28° 21' Pis
Plutón 02° 01' Acu
Quirón 19° 41' Ari
Lilit 21° 29' Vir
Nodo Norte 15° 34' Ari R
Aspectos activosorbe
SolSextilLuna4.72
SolConjunciónMercurio2.94
SolCuadraturaPlutón7.81
LunaSextilMercurio7.66
LunaCuadraturaNeptuno0.56
MarteConjunciónSaturno1.88
JúpiterConjunciónUrano1.29
Leer más

Signos en Astrolink

Piscianos    8.96%
Arianos    8.83%
Cancerianos    8.80%
Geminianos    8.64%
Taurinos    8.58%
Acuarianos    8.28%
Leoninos    8.23%
Virginianos    8.23%
Escorpianos    8.07%
Librianos    7.91%
Capricornianos    7.88%
Sagitarianos    7.59%