La casa 9 y su significado en Astrología

La Casa 9 - Expansión de la conciencia

La Casa 9, la tercera casa regida por el elemento Fuego, marca el inicio de un nuevo ciclo de identidad. Es el sector de la carta que nos proporciona experiencias para aprender y descubrir quiénes somos realmente, sobre todo en las características de la trascendencia, es decir, los aspectos de nuestra existencia que van más allá de nuestra biografía.

Nada que ver con la identidad primordial de nuestro nacimiento, nuestra primera aparición en el mundo (temas de la casa 1), ni con la expresión creativa de la individualidad, al sentirnos especiales y necesitar consolidarla en la existencia (temas de la casa 5). La casa 9 mundana es la puerta a la mente superior, a los viajes lejanos (físicos o mentales), a la vida académica, a nuestras búsquedas de trascendencia, de los aspectos que van más allá de nuestra existencia social y biográfica, referidos al sentido de la existencia de forma realista o filosófica.

Se la denomina comúnmente la "Casa de la Filosofía" o incluso la "Casa de Dios", sobre todo porque se entendía que la filosofía teológica era una de las formaciones más importantes. Así, se trata de la búsqueda de un sentido para la creación y la criatura, el origen y el Universo.

De este modo, la búsqueda de un sentido mayor de sí mismo y de todo es aquí el punto central. Trata de las cuestiones más nobles y filosóficas del ser humano y aquí las personas harán a veces sus elecciones espirituales y búsquedas de una conexión más íntima con algo que consideramos más elevado - o que está en un nivel de orden que somos incapaces de comprender por el momento.

Se trata de maestros, maestros y gurús (internos y externos), que se nos presentan a través de diferentes personas, circunstancias o lugares. Todo lo que es capaz de ampliar nuestra visión del mundo y nuestras perspectivas, lo que nos enseña algo nuevo y nos ayuda a avanzar y a superar barreras, está relacionado con la casa 9. Por este motivo, representa las formaciones, un conjunto de conocimientos que nos hace capaces de pensar de forma recta y profunda independientemente de los valores presentados anteriormente. Este sector nos ayuda a comprender cómo podemos capacitarnos para producir y aplicar conocimientos.

Trata de nuestra filosofía de la vida, la doctrina y los caracteres del conocimiento, ya sea exacto o de humanidades, lo que lleva a aspectos de la religión, así como a cuestiones de derecho y ética personal.

Se orienta filosóficamente hacia la búsqueda de sentido, propósito y verdad. También se ocupa de la inmigración, la edición y la importación y exportación multinacionales.

Los contactos con culturas lejanas, el conocimiento de distintas universidades en el extranjero, la necesidad de superar las barreras lingüísticas y los formatos de pensamiento de una universidad a otra implican choques culturales y de opinión, por lo que profundizan en la formación.

Al explorar nuestro mundo, empezamos a comprender todo lo que está a nuestro alcance. Se trata de entender, del acto de comprender lo que vemos, sentimos y percibimos, con la esperanza de asimilar y experimentar el verdadero significado de todo.

Así, la casa nueve se refiere al conocimiento y a su búsqueda. También se refiere a la búsqueda de títulos o certificaciones para el mercado laboral. En otras palabras, la regulación y la autorización formal para tener un número de Consejo Regional.

La casa nueve se ocupa de la búsqueda de sentido, de una dirección más amplia y menos trivial o banal, de un propósito mayor que el yo individual, de algo que trasciende la propia personalidad. Es la comprensión profunda, madura y adulta del pensamiento, para tratar las cuestiones de existencia e identidad que empezaron a formarse en la casa 1.

Siendo la casa siguiente a la octava (que se ocupa de los finales y los cierres de ciclo), la casa 9 viene a incitar la curiosidad e inspirar preguntas sobre la vida después de la muerte y todo lo que viene después de algo que, murió, desapareció o está oculto.

También puede plantear preguntas sobre lo que existía antes de nuestra existencia o incluso antes del origen del propio universo.

Tiene que ver con nuestra capacidad de avanzar hacia el más allá y suele mostrar la dirección que debemos tomar para liberarnos del miedo al cambio.

Debido al choque de pensamiento, cultura o geopolítica con el que tratamos, especialmente con personas o lugares alejados de donde hemos echado nuestras raíces, puede que tengamos que tener el valor de cambiar nuestra percepción, de reevaluar nuestra forma de ver la vida y a las personas.

Este sector se refiere, por tanto, a la preparación lógica para debatir cuestiones fronterizas a menudo alejadas de las conversaciones cotidianas. Habla de intercambios internacionales, donde la inmersión desarrolla nuestra capacidad de hablar otros idiomas, o incluso de dejar de lado nuestra visión parroquial para pensar el mundo y la humanidad ya no como un paleto de pueblo (en la sencillez que se aplica el término).

Mirando las luminarias y las estrellas personales podemos entender el significado de este sector, si nuestros intereses están más relacionados con modelos lógicos, si queremos ser exploradores del mundo, personas conectadas con la cultura, la ética, los valores de un lugar, su comida y sus costumbres.

Cada barrera generada por los temores de cruzar las fronteras de un estado, país y continente, suplantados nuestros temores de choques culturales, existenciales que dejamos atrás, desarrollamos condiciones para llevarnos a nuevos horizontes, experiencias, relaciones y conocimientos.

A través de la enseñanza avanzada que propone la novena casa del mundo, esperamos comprender conceptos, percepciones y teorías que mejorarán nuestro mundo y generarán un mayor sentido de propósito y dirección personal en nuestra vida. Ya sea a través de la filosofía, la astrología, la teología, la psicología u otro camino, la novena casa puede aportarnos información de que estamos en un viaje de descubrimiento y autoconocimiento, y estas cosas son muy importantes y también deberían formar parte de nuestro viaje como seres vivos.

Durante el Renacimiento, las universidades estaban patrocinadas por las Iglesias y organizaciones de la Santa Sede. Muchos tenían que viajar lejos para estudiar y los libros no siempre estaban disponibles en las lenguas latinas, por lo que había que buscar traducciones en otros lugares. Así pues, el estudio implica un gran esfuerzo personal. Recordemos que los libros en aquella época eran inmensos, pesados, hechos a mano, extremadamente frágiles, caros, con pocas copias hechas por copistas y no podían salir de las bibliotecas. De ahí la relación: viajes, estudios profundos, religión, iglesia, etc. que tiene este sector del mapa.

A lo largo de este viaje, nos enfrentaremos a nuestros ideales y moldearemos la ética, la moral, la búsqueda de alejarnos de la vida y su lucha cotidiana por la que vivimos. Comprender y aceptar que existe algo más grande que nosotros mismos, más allá de las trivialidades de nuestro mundo, es un concepto fundamental de la casa nueve mundana, donde algunas personas sentirán más esta necesidad y otras menos, dependiendo de la configuración de astros que allí se encuentre.

Si su Sol natal se sitúa en la casa 9, su esencia tiende a ser muy luminosa y feliz, ya que ésta se denomina la "casa de la alegría y la satisfacción" para el Sol. Esta interpretación procede de las observaciones de una parte de la astrología griega y se conoce como el júbilo de los astros en los sectores mundanos (casas).

El Sol como astro tiende a sentirse a gusto cuando se posiciona en este sector de la carta desde el punto de vista simbólico, es decir, en general no se observan grandes problemas con esta posición, que a menudo muestra una carrera lejos del lugar de nacimiento o la realización de cursos o formación en lugares distantes.

La casa 9 se asemeja al signo de Sagitario y al planeta Júpiter.

La verdad está ahí fuera

Como ya se ha explicado, la novena casa mundana es la casa de la identificación con el significado de las cosas, con la posible verdad. También está relacionada con el conocimiento superior, la mente abstracta y los procesos de pensamiento intuitivo. Se ocupa de la filosofía, la religión y la fe como normas frente a la racionalidad irascible y el escepticismo superficial. Trata del pensamiento crítico, lógico y científico frente a la religiosidad trasnochada, la fe ciega y los heraldos carismáticos del próximo juicio final, que conducen a sus fieles a la lealtad extrema y la fe ciega.

Muestra la forma en que concebimos la imagen de Dios o de un Ser superior. También puede mostrar nuestro deleite por la filosofía, la sapiencia y el esfuerzo humano por superar sus límites, ya sea en los Juegos Olímpicos, en los campeonatos del mundo, en los circuitos deportivos y donde nos encontramos con personas de distintos lugares de diferentes rincones del mundo.

Además de las cuestiones filosóficas, la casa 9 rige también el entorno de las relaciones, la ética matrimonial y las relaciones con los parientes por proximidad y afinidad, mostrando también a los parientes lejanos en términos consanguíneos o incluso a los que viven lejos.

También rige los grandes viajes, ya que viajar es un acto que nos permite conocer nuevas culturas, filosofías, formas de vida, religiones, en definitiva, amplía nuestros horizontes.

Muchas veces, debido a formaciones profundas, tenemos que bucear en la mente de pensadores de épocas antiguas o lugares lejanos, lo que implica alejarse de las influencias de pensadores de la cercanía del cuerpo, para bucear en la mente de un pensador como Sócrates, Platón, Dionisio, Euclides, Aristóteles, Empíricus, Galileo, Einstein, Yogananda, etc. teniendo que contextualizar las épocas, culturas y escuelas de pensamiento a las que pertenecieron, los contextos geopolíticos en los que se desenvolvieron, entre otras cosas.

Esto significa, en términos la oportunidad, acercarse a la mente de un pensador lejano en el tiempo y en el espacio. Y por supuesto, una vez más recordamos que esta casa siempre necesita ser evaluada en relación con las estrellas luminosas y personales para una comprensión más completa.

Muchas personas que no sienten la necesidad de profundizar, de superar traumas o acontecimientos, de conocer y ampliar sus horizontes y se quedan demasiado ancladas en el pasado, suelen tener alguna dificultad en relación con su casa 9.

En cierto modo, las confrontaciones de este sector implican la posibilidad de percibir las cosas desde ángulos aún no abordados, alejándonos de las conclusiones de atavismos heredados de lugares y personas cercanas y de las enseñanzas menos rigurosas.

La independencia, la libertad y la justicia (así como la percepción del relativismo cultural, la organización social, las costumbres, la expresión y la producción de conocimientos) son actitudes importantes sugeridas por esta casa.

También son aplicables las visiones de futuro construidas por la semiótica, la lógica y la percepción de quienes han estado en diversas etapas geográficas y contextos sociales y organizativos, así como las lenguas extranjeras y el éxito.

La palabra "extranjeros" se refiere tanto a personas que vienen de lejos como a personas locales, pero que tienen orígenes y creencias diferentes. Así, un contacto intenso y antropológico con una tribu del Amazonas en la cultura de los indios yanomani brasileños, por ejemplo, puede ser mucho más impactante y crear rupturas de paradigmas mucho más profundas que visitar un país europeo o asiático del que descienden nuestros padres. Por lo tanto, es el aspecto del impacto y la dilatación de la cultura lo que se observa y no el kilometraje recorrido durante el viaje.

Mente superior

Mientras que la tercera casa es la casa del entorno y del conocimiento inmediato, rápido, práctico, lógico y racional, es decir, más informativo, noticioso y básico, la novena casa es la casa del conocimiento intuitivo y avanzado, a menudo relacionado con el análisis crítico, los másteres y doctorados, así como con la producción de conocimientos que conducen a alguna forma de ingeniería.

Depende más de otras cosas, situaciones o personas para expresarse, pero es más dinámica y consigue que nuestra mente sea más independiente. La enseñanza superior, la ética y los principios jurídicos (en el Renacimiento, el trivium estaba compuesto por la gramática, la retórica y la dialéctica, que incluían la teología y la jurisprudencia reglamentaria y notarial) también forman parte de esta casa.

El término "enseñanza superior" abarca mucho más que estudiar en una universidad. Se refiere, por ejemplo, a nuestra capacidad para considerar diferentes puntos de vista y elegir uno de ellos, aun sabiendo que puede no ser la verdad absoluta, pero que es la mejor opción para la situación o paradigma actual. Así, serían las formaciones las que nos permiten revisar, criticar, oponer, complementar, crear, agregar los saberes independientemente de que gocen de un instrumento normativo, formativo convencional y de certificación.

Nos permite examinar creencias e ideales sin creer necesariamente en ellos. En otras palabras, abre las puertas a una mente más comprensiva e inteligente. Ahí tenemos pensamiento cuestionador, polémicas, contradicciones y esfuerzos conjuntos.

Es sabiduría y conocimiento que pueden adquirirse en una universidad o en la escuela de la vida o incluso a través de la fe y de experiencias místicas que acceden a otras realidades.

La comprensión concreta de las posibilidades de la vida y el dominio de los recursos pueden conducir a una ambición casi despiadada, a la altanería, a la codicia o a un uso excesivo del ego. Así se puede perder el foco del conocimiento, dejándose llevar por la embriaguez y la borrachera de discursos vacíos, convenientes y políticos, complaciendo a sus mecenas y financiadores.

Para abordar estos problemas con mayor eficacia, a lo largo del tiempo hemos instituido y mejorado las leyes y la política. Éstas prevén, cuando se hacen evidentemente eficaces, el crecimiento ordenado y positivo de la sociedad, útil para cuando dejemos de ser meros contadores de noticias y chismes y nos convirtamos en pensadores y constructores de modelos de conocimiento.

En otras palabras, este sector puede ayudarnos a comprender nuestra vocación de perder menos tiempo en el tik-tok y en Instagram e interesarnos más por los tratados y libros de los grandes y dedicados pensadores, o todo lo contrario.

La filosofía y la religión también ayudan a añadir enfoque y propósito a una sociedad productiva y pionera, y este es uno de los conceptos de la casa 9. La creencia y el conocimiento, como sabemos, son dos lados de la discusión con el mundo que nos rodea. Es decir, la forma en que los miembros de una sociedad se relacionan entre sí, conociendo y respetando las leyes por las que viven, son principios básicos de la novena casa mundana. La forma en que ampliamos nuestra vida interna y externa también entra en el ámbito de esta casa, siendo los viajes y la interacción con otros pueblos y culturas un medio para ello.

Pensamiento más profundo

La casa 9 está llena de conceptos y experiencias estimulantes que nos llevan más allá de los límites, físicos y personales. Nos empuja a ir más allá de lo ordinario, de lo mundano y nos lleva directamente al fondo de las grandes preguntas de la vida. "¿Quiénes somos?", "¿Qué es Dios?", "¿Cuál es el propósito de la vida?".

Algunos buscan las respuestas en el lado material de la vida, otros explorarán tierras extranjeras en busca de esas respuestas y otros explorarán las profundidades del alma dentro de las bibliotecas. Sea cual sea el tipo de búsqueda, tiende a generar crecimiento personal.

En el peor de los casos, los aspectos tensos en la casa 9 pueden conducir al lado oscuro de las creencias en forma de dogmas o devociones de culto a un poder superior de forma incondicional, o incluso demostrar nihilismo y una aversión total a cualquier tipo de enseñanza, cultura y conocimiento. Del mismo modo, y en conjunción con las Luminarias, puede ayudarnos a comprender nuestra profunda pasión por el conocimiento, nuestro deleite por la cultura y la comprensión de las cosas.

Como ya se ha mencionado, la casa 3 nos proporciona experiencias de conocimiento rápido, una especie de razonamiento básico que podemos utilizar sin pensar demasiado en lo que estamos haciendo.

En la casa 6, nuestros conocimientos pueden volverse automáticos a través de la práctica, la repetición y la rutina, convirtiéndose en parte de nosotros. En la casa 9 podemos pensar más profundamente y a niveles más elevados sobre las cosas, ya que accedemos a nuestros conocimientos básicos de forma inconsciente para poder pintar un panorama.

De este modo, experimentamos varias ideas en nuestra mente y exploramos las ideas y discusiones de tiempos antiguos y lugares lejanos, así como los conocimientos contemporáneos y caseros, de modo que adquirimos más capacidad para comprender todo lo que nos rodea.

Indica cómo podemos ampliar nuestra conciencia y nuestra visión, y luego desarrollar y aplicar en la práctica la sabiduría adquirida.

Interpretaciones adicionales

Para interpretaciones más allá de la carta natal, como en la astrología horaria y mundana que busca respuestas a acontecimientos, lugares, gobiernos o situaciones específicas, la casa 9 significa básicamente el tráfico marítimo, el sector aéreo y el tráfico de larga distancia en general, ya sea con pasajeros o no, las comunicaciones internacionales, los tratos religiosos, las iglesias, los pastores, los reverendos y los sistemas de creencias, los tribunales de justicia, las universidades, los académicos, las instituciones filosóficas o científicas y las publicaciones. También tiene que ver con los derechos y reglamentos internacionales, los grandes acontecimientos deportivos, los grandes circuitos deportivos y el intercambio de conocimientos de culturas y experiencias, haciendo el mundo un poco más pequeño y menos amenazador.

Los temas regidos por la Casa 9 en Astrología
Atributos que se deben tener en cuenta en un análisis de la Carta Natal.

Grandes viajes y viajes Grandes misterios Mente superior Sabiduría Sujetos académicos Enfoque conceptual Ética marital Pensamiento colectivo Formas de ampliar horizontes Ley Camaradería Lengua extranjera El panorama Meditación trascendental Suerte Viaje del buscador Nuestra imagen de algo superior Jueces Fe Visiones y conocimientos Buscar sentido Astrología, Adivinación y Meditación Publicaciones y retransmisiones Ampliando horizontes Filosofía Religión, creencias, dogmas e iglesias Espiritualidad Metafísica Viajes físicos o mentales Verdades superiores Enseñanza superior Viajes largos Exploración de larga distancia Exploración de lo desconocido Familia del cónyuge Expansión de la conciencia Sueños y visiones Culturas lejanas Ética y moral Filantropía Relación con los suegros Inspiración y optimismo Idiomas extranjeros

La influencia de los astros ubicados en la Casa 9 de la Carta Natal


Descubre más sobre todas las casas astrológicas

La Casa 9 y tú...

Descubra la importancia de Casa 9 en tu carta natal.

¡Crea tu cuenta gratuita o inicia sesión para averiguar si tienes un planeta en esta casa cuáles son tus beneficios!



Los astros ahora...

Miércoles, 21 de Febrero de 2024 | 06h28
Sol 02° 06' Pis
Luna
Cuarto Creciente
26° 20' Can
Fase Gibosa
ver ciclo lunar
Mercurio 26° 22' Acu
Venus 05° 41' Acu
Marte 06° 10' Acu
Júpiter 09° 53' Tau
Saturno 08° 50' Pis
Urano 19° 21' Tau
Neptuno 26° 25' Pis
Plutón 00° 58' Acu
Quirón 16° 49' Ari
Lilit 15° 40' Vir
Nodo Norte 16° 34' Ari R
Aspectos activosorbe
SolConjunciónMercurio5.74
SolSextilJúpiter7.79
SolConjunciónSaturno6.74
LunaSextilUrano6.98
LunaTrígonoNeptuno0.08
LunaOposiciónPlutón4.63
VenusConjunciónMarte0.48
JúpiterSextilSaturno1.05
Leer más

Signos en Astrolink

Piscianos    8.95%
Cancerianos    8.80%
Arianos    8.80%
Geminianos    8.63%
Taurinos    8.59%
Acuarianos    8.29%
Leoninos    8.24%
Virginianos    8.23%
Escorpianos    8.06%
Librianos    7.90%
Capricornianos    7.90%
Sagitarianos    7.60%