La casa 4 y su significado en Astrología

Casa 4 - Raíces, cimientos y vida privada

la casa 4

La Casa 4, que tiene su cúspide (línea inicial) en el llamado "Fondo del Cielo", es la segunda casa angular en el dibujo de una carta astrológica y representa básicamente nuestros orígenes, nuestro pasado, nuestras raíces emocionales, psíquicas, genéticas, familiares y físicas, los hábitos y percepciones formados tempranamente en la vida y algunos rasgos de la personalidad que vienen de dentro, de nuestras raíces. El meridiano local (sistema local de referencias astronómicas) corta la eclíptica por debajo del horizonte. Este punto del zodíaco se denomina FC: Fondo del Cielo.

El análisis completo de la casa complementa el análisis del Fondo del Cielo (cúspide de la Casa 4), del mismo modo que el análisis completo de lo que ocurre en la Casa 1 complementa las indicaciones dadas por el Ascendente (cúspide de la Casa 1). Por esta razón, el estudio de una carta astrológica (carta natal) nunca puede hacerse valorando sólo las partes de forma aislada, sino siempre como un todo.

Se sitúa en la parte inferior de la carta, en el cuadrante por debajo del horizonte, que divide la noche del amanecer, frente a la Casa 10 (Medio Cielo) y trata de los dos tipos de residencia personal: Nuestra casa (aspecto físico y material de la misma) y nuestro hogar (aspecto emocional de refugio y cobijo). En ella, tratamos la experiencia emocional relativa a todo lo vivido en las tres casas anteriores.

Analizamos los llamados "recuerdos de infancia" y ese sentimiento de pertenencia a un hogar. Es en esta casa mundana donde la integración de la mente, el cuerpo y los sentimientos se unen en uno solo. Por lo tanto, allí se estudian los recuerdos emocionales y no racionales.

De ellos podemos extraer información sobre las sensaciones e impresiones de la infancia, los periodos oral, anal, fálico y latente, que en psicoanálisis representan fases de la formación de nuestra relación con los padres, la adaptación a un mundo cercano y protector, la búsqueda por tanto de consuelos emocionales en lo conocido.

La cuarta casa se conoce comúnmente como la "Casa del Hogar", y se considera la puerta de entrada al análisis de los temas de nuestro propio hogar físico. Cuando reflexionamos sobre la palabra "hogar", solemos pensar en ese lugar donde tenemos nuestras raíces o que nos resulta cómodo, ese lugar que inspira la frase "¡no hay lugar como el hogar!".

Por tanto, la cuarta casa se refiere tanto a la casa, la calle, la comunidad y la ciudad con las que intercambiamos estas impresiones emocionales, como al concepto de hogar, refugio, protección y personas afectuosas.

Es un lugar misterioso, porque afecta tan poderosamente a nuestro inconsciente, e íntimo, de todas las cosas que amamos y apreciamos. Lugar de la familia, de la intimidad y de la acogida, de los sentimientos maternales, así como de los asuntos privados y de la cercanía constante con otro Ser. También hace referencia a posibles traumas, rupturas entre familiares y cuidadores, cambios bruscos de residencia, las condiciones de organización y subsistencia durante los primeros años, etc.

También señala cuestiones importantes de la relación que construimos con un padre o una madre. Las personas con cuartos hogares pronunciados pueden ser coleccionistas que tienen un miedo al cambio, profundamente arraigado en la necesidad de mantener los sentimientos familiares, de lo ya conocido. Puede mostrar cómo nos relacionamos con nuestros padres y las fantasías que tenemos sobre ellos. Indica cómo nos relacionamos habitualmente con la gente en el lugar que llamamos casa, ya sea con su familia o con alguien que vive con nosotros.

Es la casa madre, nuestra base de operaciones, nuestras raíces, nuestro refugio y centro de poder personal, el lugar que recarga (o drena, según la configuración astrológica) nuestra fuerza.

En la antigüedad, en la Edad Media y en el Renacimiento, se refería a la educación y a la transmisión de conocimientos de padres a hijos, a sus conocimientos, con vistas a una preparación para la casa 10 (profesional), por la forma en que se facilitaban las profesiones y las oportunidades de estudio. Hablamos de escuelas artesanales que migraban de padre a hijo, de madre a hija, etc.

Rige todo lo relacionado con los refugios, albergues y hogares de la infancia, así como la experiencia emocional del principio y el final de la vida, nuestra genealogía. También se ocupa de nuestra historia familiar, de nuestro autodesarrollo, de la calidad de nuestros recuerdos, de nuestro pasado y de la riqueza (o pobreza) de nuestro mundo interior.

También nos habla de los últimos años de nuestra vida, nuestra vejez, cuando necesitamos más cuidados, cobijo, apoyo y quedarnos más en casa. No es la muerte, sino los últimos años de vida.

Esta es la casa que representa nuestro núcleo emocional y nuestra capacidad de estar contentos, felices y tener un corazón cálido y la mejor forma de entender los asuntos de la cuarta casa es a través de la cercanía que tenemos con nuestra madre o con quien nos reímos, abrazamos y cuidamos, aquellos que nos derriten el corazón en los momentos más difíciles.

A veces esta casa puede indicar nuestras adversidades, desavenencias y también los rechazos que sentimos y que necesitamos descubrir si eran sensaciones internas solamente o si también estaban presentes en el exterior.

Puede dar pistas de cómo nos comportamos cuando estamos en casa, cómo es el crecimiento de nuestro árbol personal (donde la cúspide sería la casa 10, la casa de nuestra reputación y logros) y cómo fue nuestra educación.

Analizar bien la cuarta casa puede ayudarnos a entender cómo eliminar hábitos destructivos que están arraigados en nuestros cimientos emocionales, el hogar y la familia. También podemos ver los valores transferidos en esta etapa por padres y cuidadores.

El signo que tiene una afinidad natural con la cuarta casa es Cáncer y el astro es la Luna.

¿Quieres saber cómo afecta esta información a tu vida?

De dónde venimos...

La 4ª casa forma un círculo completo (el símbolo del infinito también está relacionado con esta casa), que trata del comienzo de la vida, la vejez y nuestro lugar de descanso final. Sin embargo, gran parte del énfasis de la cuarta casa mundana está en el concepto de hogar, donde nos establecemos, echamos raíces y lo que necesitamos para avanzar hacia el Medio Cielo. Indica cómo las características adquiridas en la infancia influyen en las decisiones que tomamos en la edad adulta.

Quienes tienen mucha influencia (énfasis en este sector) en la cuarta casa tienden a seguir las rutinas y tradiciones de sus familias, coleccionando cosas para recordarlas algún día.

Si consideramos que la Casa 10 representa la integración global y social, la casa 4 representa la integración personal y privada, el centro de gravedad que nutre nuestra identidad y gestiona nuestro mundo privado. También puede considerarse la plataforma de lanzamiento de nuestras aspiraciones y proyecciones al mundo, nuestra "toma de recarga".

Símbolo del hogar, es un espacio privado, oculto a la vida pública. Por esta razón, la casa 4 es la casa opuesta a la casa 10, que corresponde precisamente a la vida pública y al estatus social del individuo. En la casa 4, estamos "a puerta cerrada", sólo abiertos a aquellos en quienes confiamos. Debe analizarse junto con su regente natural, la Luna, y su regente mundano, un astro con afinidad con el signo de la cúspide.

Esta casa también se ocupa de las normas culturales, las convenciones sociales, las tradiciones, el pasado de familia a familia, lo que se repite como patrón por parte de mujeres, hombres, niños, etc. y las formas de ser del individuo cuando se derivan de las tradiciones, así como nuestra ascendencia.

En el sentido de las tradiciones familiares, éstas sirven para mantener unida a la familia y sólo mientras no causen problemas y no se interpongan en el sentido de la responsabilidad, simplemente se repite lo que siempre se ha hecho, como el viejo: "Yo lo aprendí así, mi madre lo aprendió así y así es", sin revisionismo alguno.

Nuestros padres también tienen gran importancia dentro del análisis de la casa IV, porque ayudaron (o no, según la configuración) a crear nuestros cimientos personales, nutriéndonos y moldeando parte de nuestro ser. Por lo tanto, la cuarta casa también tiene como parte de sus temas al padre, a la madre o al tutor.

En otros casos es el ama de llaves, la señora "Ana", la madre de leche que siempre cuidó de todos, la abuela que nos apoyó cuando murieron los padres o incluso un hermano mayor que se hizo cargo de la familia. También incluye en su interpretación las estructuras físicas, como las casas y los inmuebles.

Esta casa astrológica encierra en su corazón la esencia de nuestra vida privada, tanto las cosas que ocurrieron en nuestra infancia como las que deseamos crear cuando maduremos. También se refiere a lo que se entiende por dependencia, infancia, fragilidad. Así, la 4ª casa se entiende como la fragilidad emocional y existencial.

Una casa 4ª bien aspectada (con estrellas bien situadas), fluida y nutrida en una carta astrológica puede indicar una conexión especialmente poderosa con la historia de una familia, con tierras ancestrales y grandes herencias.

Cuando analizamos la casa 4, descubrimos las historias que dieron origen a lo que somos, nuestros primeros dolores, placeres, lo que inspira nostalgia y viejas historias. Es la raíz de nuestra carta, el "fondo de nuestro cielo". Así, puede revelar los apegos y el parroquialismo con la ciudad de nacimiento, las costumbres del lugar. Y en este fondo, no sólo está la superficie de la tierra como límite, sino también lo que se esconde debajo, un atisbo de nuestro inconsciente y de nuestras emociones en relación con nuestros recuerdos, dinámicas familiares, etc.

El análisis de la cuarta casa nos da pistas sobre la forma en que vemos o sentimos a uno de nuestros padres y la relación básica que tenemos con nuestra familia. De hecho, es el espacio que crea el concepto de familia y representa no sólo nuestro hogar, sino también nuestro refugio interior. Por lo tanto, puede ayudarnos a entender la noción de protección y seguridad internas, hayan sido o no reforzadas por nuestros padres, nos hayan cargado o no.

Mozart, por ejemplo, tenía a Plutón en la cuarta casa y fue obligado por su padre a estudiar horas y horas al día con los ojos vendados. Por este motivo, hizo el clásico y tenebroso "Réquiem" por la muerte de su padre. A lo largo de su vida, Mozart se sintió profundamente cargado e impotente de sus debilidades.

Dependiendo de la configuración planetaria que se dé en esta casa, algunos temas pueden expresarse más que otros, ya sea el matrimonio, los hijos, el aspecto profesional, etc.

Infancia, familia, hogar, raíces

Psíquicamente, todos tenemos una sensación de "hogar", un lugar al que siempre tendemos a volver, ya sea físicamente, al hogar, a la propia fundación, o a aquellos a quienes queremos y nos son familiares. Al crear esta sensación de hogar, de pertenencia y protección mutua, creamos una especie de "lugar de reunión", como un santuario sagrado, un lugar apartado para nosotros y para otras personas que nos son muy cercanas. Este mismo lugar puede mostrarnos la impotencia ante las agresiones y traumas que sufrimos.

Algunas personas consideran que su hogar debe ser un lugar fijo al que sólo tengan acceso unos pocos elegidos. Otras, en cambio, pueden sentir que su hogar está en cualquier parte del mundo, como una gran familia global. En este sentido de hogar, integramos el Yo (Casa 1) con toda la historia que nos precedió, algo que ayudará a conformar lo que somos en el presente. Por tanto, se refiere a un entorno de autoprotección o de vulnerabilidad y dependencia.

La Casa 4 trata de dónde y cómo creamos ese espacio doméstico que nos reconforta, nos nutre y nos sirve de base. A diferencia de la Casa 10, que representa nuestro lugar dentro de la estructura social, la Casa 4 representa nuestro interior más privado y profundo. Estas posiciones deben estudiarse siempre en conjunción con las luminarias, Sol y Luna, especialmente la Luna, las casas 12 y 8 (traumas, miedos, pulsión de muerte, sexualidad, etc.).

Interpretaciones adicionales

Para interpretaciones más allá de la carta natal, como en la astrología horaria y mundana que busca respuestas a acontecimientos, lugares, gobiernos o situaciones específicas, la 4ª casa significa básicamente edificios, bienes inmuebles, plantaciones, tierras y sus propietarios, el pueblo en contraste con el presidente o el gobierno. Un planeta maligno en esta casa puede afligir al gobierno debido a su oposición a la casa 10, que representa las estructuras de poder y el gobierno. También se relaciona con la propiedad gubernamental, los edificios públicos, los inmigrantes, las empresas estatales, las riquezas de la tierra y la agroindustria.

Los temas regidos por la Casa 4 en Astrología
Atributos que se deben tener en cuenta en un análisis de la Carta Natal.

Patrimonio cultural Refugios Patrones inconscientes Memorias Seguridad emocional Familia Antepasados Tradicion Fundaciones internas Propiedad privada Influencia del padre o de la madre Fin de las cosas Actitud en casa Experiencias emocionales Casa Orígenes Habilidades maternas y nutricionales Raíces y herencia Nuestra base de operaciones interna Propiedades Primeras experiencias en casa Patriotismo Vida hogareña Fundamento psicológico Sentimiento Pasado Sentido de pertenencia Árbol genealógico Uno de los padres Ver los valores familiares Primer acondicionamiento Nuestras raices Vida privada Principio y fin de la vida Vida familiar

La influencia de los astros ubicados en la Casa 4 de la Carta Natal


Descubre más sobre todas las casas astrológicas

Descarga la aplicación ahora y accede a tu horóscopo personalizado

La Casa 4 y tú...

Descubra la importancia de Casa 4 en tu carta natal.

¡Crea tu cuenta gratuita o inicia sesión para averiguar si tienes un planeta en esta casa cuáles son tus beneficios!



Los astros ahora...

Viernes, 21 de Junio de 2024 | 17h28
Sol 00° 49' Can
Luna
Cuarto Creciente
26° 48' Sag
Fase Gibosa
ver ciclo lunar
Mercurio 09° 17' Can
Venus 05° 29' Can
Marte 09° 14' Tau
Júpiter 06° 10' Gem
Saturno 19° 22' Pis
Urano 25° 16' Tau
Neptuno 29° 54' Pis
Plutón 01° 34' Acu R
Quirón 23° 00' Ari
Lilit 29° 09' Vir
Nodo Norte 12° 17' Ari R
Aspectos activosorbe
SolOposiciónLuna4.01
SolConjunciónVenus4.66
SolCuadraturaNeptuno0.92
LunaCuadraturaSaturno7.43
LunaCuadraturaNeptuno3.09
MercurioSextilMarte0.06
MercurioCuadraturaNodo Norte3.00
NeptunoSextilPlutón1.67
Leer más

Signos en Astrolink

Piscianos    8.94%
Arianos    8.82%
Cancerianos    8.81%
Geminianos    8.68%
Taurinos    8.60%
Acuarianos    8.27%
Leoninos    8.23%
Virginianos    8.22%
Escorpianos    8.06%
Librianos    7.91%
Capricornianos    7.88%
Sagitarianos    7.58%